meditate-1851165_1280 (1)

La práctica de Yoga NO ESTÁ RECOMENDADA hasta la SEMANA 12 de gestación. Con lo que es muy importante que informes rápidamente a tu profesora.

Lo primero que te recomiendo cuando tienes dolor, ya sea de espalda o de cualquier otro tipo, es ir a tu médico. Parece una obviedad, pero para poder aconsejarte que tipo de yoga te vendría mejor necesitamos un diagnóstico. El dolor puede ser postural o puede ser debido a una lesión a nivel vertebral (ya sea protusión o hernia). Si es sólo postural (contracturas por ejemplo), dependerá de tu edad y condición física el elegir una clase u otra. Si tienes lesiones a nivel vertebral puedes acudir a Yoga Terapeutico o Hatha Yoga Base.

Independientemente del estilo de yoga que elijas practicar, las posturas, son las mismas. Lo que cambia es la dinámica de la practica. Por este motivo es importante conocer primero las posturas. Si no tienes ninguna lesión diagnosticada puedes empezar por Yoga Terapeutico, Yoga Suave, Hatha Yoga Base o Kundalini Yoga. Eso para un primer contacto, de ahí puedes luego ampliar el abanico a otras clases.

Las prácticas más avanzadas son Hatha Yoga Intenso, Vinyasa Yoga y Ashtanga. Sería recomendable comenzar con prácticas más pausadas, en las que la profesora cuida mucho la base para que quede clara y podais aprender a alinear las posturas, pero no es imprescindible. Lo único que tienes que tener en cuenta al empezar directamente en las más avanzadas es que irás aprendiendo las posturas poco a poco, para no romper el ritmo de la clase. En cualquier caso, si la profesora ve que no estas en una clase apropiada, te lo hará saber por el bien de tu propio aprendizaje.